El SEM: qué es y qué puede hacer por nuestra empresa (I)

El SEM: qué es y qué puede hacer por nuestra empresa (I)

Si la semana pasada tratábamos algunos de los puntos clave de la optimización de web en motores de búsqueda, hoy queremos adentrarnos en otro acrónimo complejo, cuya utilidad y relevancia ha crecido considerablemente en los últimos años: el conocido como SEM es hoy un punto clave para el marketing de las empresas. Pero se trata de una moda pasajera, el SEM ha venido para quedarse, y lo que hoy subestimamos como un ridículo anuncio en redes sociales, está a punto de convertirse en la forma de publicidad más efectiva que haya conocido la humanidad. Desde Somos Comunicación os contamos por qué.
¿Qué es el SEM?

El SEM es un acrónimo anglosajón cuyo significado originario (Search Engine Marketing) nos recuerda sospechosamente al conocido SEO. Si bien ambos están habitualmente relacionados, lo cierto es que a diferencia de la optimización y el posicionamiento clásico de webs en buscadores, el SEM es más bien una herramienta para atraer visitantes y potenciales clientes a una determinada web.

Si hace unos años los principales motores de búsqueda simplificaban sus resultados mostrándonos únicamente aquellos que su algoritmo consideraba relevantes, el espacio que ocupan hoy los llamados ‘enlaces patrocinados’, ‘Google Shopping’ y demás plataformas ha aumentado considerablemente.  A diferencia de los resultados que aparecen posicionados entre los primeros resultados de forma natural, estos intrusos patrocinados son empresas que han decidido pagar por aparecer en un determinado lugar de los resultados, en base a unas palabras clave para la búsqueda. Este es uno de los últimos ejemplos de SEM, pero no es el único.

Nuevas formas de llegar al cliente

El poder de los motores de búsqueda, de las distintas redes sociales, así como diferentes plataformas para realizar publicidad online -por ejemplo AdWords- a la hora de conocer nuestros gustos e inclinaciones es un tema que hemos tratado con anterioridad en el blog de Somos Comunicación. Facebook, por ejemplo, cuenta con Open Graph: una suerte de recopilación masiva de datos de navegación de los usuarios, que funciona a modo de observador del internauta mientras la plataforma social está activa en cualquier dispositivo conectado a Internet. De este modo, la eficacia de esta red social a la hora de conocer nuestras aficiones, gustos e intereses permanece actualizada y extremadamente acertada a la hora de mostrarnos anuncios sobre productos o servicios que precisamos.

Por otra parte, la mayor parte de la información relevante a la hora de lograr un mayor impacto publicitario, como nuestra edad, localización, estudios, e incluso filiación política o nivel adquisitivo, son parte del enorme volumen de información que empresas como Google, Twitter o Facebook tienen de nosotros, principalmente porque nosotros se la hemos proporcionado a través de los formularios.

Publicidad, precisión y abaratamiento de costes

De este modo, el marketing online se está convirtiendo en una de las formas de publicidad más rentables que existen. A diferencia del tradicional anuncio publicitario, el uso de SEM por parte de una campaña publicitaria permite lograr que casi cada uno de los impactos de nuestro anuncio –personas que ven nuestro anuncio- alcance a un verdadero cliente potencial, es decir, aquel que no sólo está en disposición de comprar nuestro producto o servicio, sino algo aún más importante: está actualmente interesado en adquirirlo.

Pero los beneficios no quedan ahí, ya que los costes derivados de este tipo de publicidad son considerablemente más bajos que los de la publicidad clásica. Detrás de este fenómeno de abaratamiento está la eliminación del componente físico; impresión, papelería, cartelería, quedan fuera de la ecuación, lo cual se traduce en menor coste por impacto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp